Las Claves del Branding en el mundo del vino


Cuando nos paramos frente a una góndola vemos que hay miles de marcas de vino para elegir, pero la mayoría de ellas son completamente desconocidas para nosotros, por lo cual nos  enfrentamos  a un verdadero dilema a la hora de querer escoger un vino.

Nos sentimos perdidos comprando productos de marcas que no conocemos, decidir qué producto comprar nos demanda  más tiempo y más esfuerzo, pero  además sentimos  que estamos corriendo el riesgo de no acertar en la elección.

A pesar de este escenario tan complicado, algunas etiquetas sobresalen y nos inspiran confianza,  y elegimos esas marcas al momento de la compra.

Ahora, teniendo en cuenta nuestra experiencia como consumidores y poniéndonos del otro lado del mostrador: te has preguntado  cómo hay productos que inspiran en la elección de la mayoría de las personas?.

La respuesta es simple: hay empresas que utilizan el poder de la marca como elemento diferenciador, que han entendido la importancia de construir y desarrollar una marca, y que lo han pensado como el eje en su estrategia comercial  y de Marketing.

Los productos cumplen ciclos de vida, en cambio una marca fuerte  puede sobrevivir a sus productos, a sus dueños e incluso al inexorable paso del tiempo.

El proceso de construcción de una marca  se llama BRANDING. Es un método que se utiliza para posicionar una marca, un producto o una compañía en la mente de las personas.

En definitiva si realizas un buen trabajo de branding, notarás que  tus  clientes pasarán a ser  tus mejores aliados, y  serán  tus  verdaderos embajadores de tu marca, te convertirás en uno de sus mejores amigos, porque comenzarán a  creer que solo tu marca los entiende y cubre sus necesidades.